Rimas

Rimas para niños

30 junio, 2011

Rimas para niños

A los niños les gusta repetir rimas, son melodiosas y resultan un excelente ejercicio para la memoria y la pronunciación. Las rimas nacen con la poesía y están asociadas con la música por las terminaciones armoniosas de sus versos.

¿Sabías que muchos pueblos utilizaban las rimas como conjuros para alejar ciertos males? Por su sonido rítmico, se consideraba que poseían poderes mágicos.

Hemos escogido una serie de rimas tradicionales para que puedas repetirlas en tus juegos y darles más encanto. Por otra parte, verás cómo mejora tu lenguaje al repetir estos versos cortos, pensados especialmente para niños.

Las rimas infantiles son muy bonitas para repetirlas con tus amigos, mientras juegan y poseen una enseñanza en valores. Disfruta de estas rimas que elegimos especialmente para ti.

Selección de rimas para niños:

I.
Hipo, hipo,
si no te vas
te destripo

II.
El gato sin botas
de puro goloso
amaneció enfermo
de un mal doloroso

La gata afligida
no duda el motivo
de alguna comida
o de un salto furtivo

El gato asustado
confiesa su culpa
devoró confiado
cinco ratas juntas

III.
Melindrosa

Es la melindrosa
de tal condición
que le dio un insulto
al ver un ratón

Al estar cosiendo
en el pasadizo
con el aire el hilo
le dio un romadizo

Al tomar un libro
se le cayó una hoja
le pegó en el pie
y la dejó coja

Ella está en la cama
muy de gravedad
por haberse puesto
un botín helado

Ella sigue enferma
de muchos días
por haberse puesto
la sortija fría

IV.
Los meses

Treinta días trae septiembre
con abril junio y noviembre
de veintiocho sólo hay uno
y los demás treinta y uno

V.
Caballito blanco
llévame de aquí
llévame a la tierra
donde yo nací
caballito blanco
dime la verdad
yo te la diré
si vienes aquí.

VI.

Tengo tengo tengo.
Tú no tienes nada.
Tengo tres ovejas
en una cabaña
una me da leche
otra me da lana
otra me mantiene
toda la semana

VII.
Agua, San Marcos
rey de los charcos
para mi triguito
que está muy bonito,
para mi cebada
que ya está granada,
para mi melón
que ya tiene flor,
para mi sandía
que ya está florida,
para mi aceituna
que ya tiene una.

VIII.
San Isidro
barbas de oro
ruega a Dios
que llueva a chorros

IX.
La viejita

Esta era una viejita
sin nadita que comer,
sino carnes, frutas, dulces,
tortas, huevos, pan y pez.

Siempre tuvo chocolate,
leche, vino, té y café.
Y la pobre no encontraba
qué comer y qué beber.

Se murió de mal de arrugas,
más encorvada que un seis
y jamás volvió a quejarse,
ni de hambre ni de sed.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen